Comparativa

Tu que no puedes

Tu que no puedes

Haz clic sobre la obra para ampliar

Ficha técnica

Número de catálogo
G02130
Autor
Francisco de Goya
Título
Tu que no puedes
Fecha
1797-1799
Serie

Caprichos [estampa], 42

Edición
1ª ed., Madrid, 1799
Técnica
Aguafuerte y aguatinta bruñida
Soporte
Papel verjurado ahuesado
Medidas
213 x 152 mm [huella] / 306 x 201 mm [papel]
Procedencia
Colección Plácido Arango; Museo del Prado, 1991 [G02089 a G02168].
Forma ingreso

Donación Plácido Arango, OM 5-XII-1991.

Referencias Catalográficas

Gassier-Wilson: 534

Harris: 77.III.1

Libro de ochenta estampas encuadernadas en piel (313 x 208 x 24 mm), nervios dorados, tejuelo en segundo entrenervio con inscripción “CAPRICHOS / DE / GOYA”, papel de aguas en guardas.

EXPLICACIONES MANUSCRITAS

P: Quien no dira que estos dos caballeros son caballerias?

BN: Los pobres y clases utiles1 de la Sociedad, son los que llevan a cuestas á los burros, ó cargan con todo el peso de las contribuciones2 del estado.

A: Las clases útiles1 de la sociedad llevan todo el peso de ella, ó los verdaderos burros á cuestas.

CN: Los pobres y la gente útil siempre han llevado á cuestas á los burros, é inútiles.

1. Clases útiles son las formadas por aquellas personas que viven de su trabajo y que además, por no pertenecer a los estamentos privilegiados –clero y nobleza–, están obligadas a pagar impuestos.

2. Contribución: “La cuota o cantidad que paga cada uno para algún fin” (Academia Española, Diccionario de la lengua castellana, Madrid, 1791).

E. Piot, “Catalogue raisonné de l’oeuvre gravé de Francisco Goya y Lucientes”, Cabinet de l’amateur et de l’antiquaire. Revue des tableaux et des estampes anciennes; des objets d’art, d’antiquitè et de Curiosité, I (1842) 351. —“Primera parte del refrán español Tu que no puedes, llévame a cuestas. Un asno montado sobre un hombre, seguido de otra pareja semejante, el hombre es aquí España, ya agotada, que está obligada a suministrar la prodigalidad de los favorecidos”—.

M.G. Brunet, Étude sur Francisco Goya. Sa vie et ses travaux. Notice biographique et artistique accompagnée de photographies d’aprés les compositions de ce maitre, París: Aubry, 1865, p. 38. —Comentario del Prado. “Es verosímil que el artista haya querido mostrar un a España fatigada, arruinada, esquilmada a impuestos, y obligada además a satisfacer la codicia de Godoy”. Fotografía positivada sobre papel albúmina—.

P. Lefort, “Essai d’un catalogue raisonné de l’oeuvre gravé et lithographié de Francisco de Goya. Première Partie. Pièces publiées en séries. Les Caprices. Nos 1 a 80”, Gazette des Beaux-Arts, IX, 22 (1867) 385-386. —Comentarios del Prado y Biblioteca Nacional. Reproducción del refrán citado por Piot. Goya con la ayuda de un juego de palabras hace en el comentario manuscrito una alusión al ministro Caballero que sustituyó en 1798 a su amigo Jovellanos, cuya caída fue muy mal recibida por los artistas, literatos y liberales, cuyas ideas representaba. El segundo caballero podría ser Urquijo que compartió durante un tiempo el ministerio con Caballero y que tampoco fue de la simpatía del artista—.

C. Yriarte, Goya. Sa biographie. Les fresques, les toiles, les tapisseries, les eaux-fortes et le catalogue de l’ouevre avec cinquante planches inédites d’aprés les copies de Tabar, Bocourt et Ch. Yriarte, París: Henri Plon, 1867, p. 110. —Título procedente de un refrán español. “Se eleva a la categoría de caricatura social. España, durante la época de Goya, estaba debilitada por la guerra, arruinada por los príncipes incapaces; y cuando el país agotado, los habitantes reducidos a los recursos extremos eran incapaces de proveer prodigalidades de los ministro y la codicia, se les pedían impuestos excesivos. El grabado de Goya es sangriento: un hombre, un español, está inclinado bajo el peso de un asno que lo persigue a espolonazos; en el segundo plano se representa la misma escena. Los asnos están serios y las monturas parecen llevar con dificultad una carga tan pesada”—.

P. d’Achiardi, Les dessins de D. Francisco Goya y Lucientes au Musée du Prado à Madrid. 1ère livraison (Les Caprices), Roma: D. Anderson, 1908. —Dibujo preparatorio. Comentario del Prado. Repite el comentario que Yriarte. Interpretación de Lefort—.

A. Beruete y Moret, Goya grabador, vol. III de Goya, Madrid: Blass, 1918, p. 49. —Comentario del Prado. “Bastante mal conservado: ha perdido nitidez en las líneas y parte de la media tinta del fondo”—.

L. Delteil, Goya, vol. XIV de Le peintre graveur illustré (XIXe et XXe siécles), París, 1922. Reed. Nueva York: Collector editions–Da Capo Press, 1969, n. 79. —Prueba antes de letra con leyenda manuscrita [Cabinet des Estampes, París] Como suben los borricos. Reproducción fotográfica. Estampas de edición sin biselar. Estampas de edición biseladas con pérdida de tonos de aguatinta, posteriores a 1856. Cita de Lefort—.

J. Adhémar, Goya: exposition de l’oeuvre gravé de peintures, de tapisseries et de cent dix dessins du Musée du Prado, París: Bibliothèque Nationale, 1935, p. 10. —Título procedente del refrán Tu que no puedes, llévame a cuestas. “Es evidentemente Godoy esquilmando a España para satisfacer sus fastuosos gustos”—.

F.S. Wight, “The Revulsions of Goya: Subconscious Communications in the Etchings”, The Journal of Aesthetics & Art Criticism, v. V, 1 (1946) 1-12 [“1. The Caprices”].

F.D. Klingender, Goya in the Democratic Tradition, Londres: Sidgwick and Jackson, 1948, p. 92. —Epílogo a la serie de las asnerías, con lo que finaliza diciendo que los males de España no son solo fruto Godoy, sino de un sistema completamente corrupto que obliga al pueblo a soportar pesadas cargas. Título procedente de un refrán ‘Tu que no puedes, lleva a cuestas’—.

F.J. Sánchez Cantón, Los Caprichos de Goya y sus dibujos preparatorios, Barcelona: Instituto Ametller de Arte Hispánico, 1949, p. 86-87. —“La idea del autor del manuscrito que publicó Lefort de que este grabado que hace alusión al ministro Caballero, que en 1798 suplantó a Jovellanos, amigo de Goya, y a Urquijo, tropieza con el inconveniente de la falta de holgura entre la fecha del grabado y la época en que aquél obtuvo sus cargos”. Dibujo preparatorio sin apenas cambios en la estampa—.

J. Adhémar, Les Caprices de Goya, París: Fernand Hazan, 1951. —Título procedente del refrán Tu que no puedes, llévame a cuestas. Opresión del pueblo por los nobles—.

J. López-Rey, Goya's Caprichos: Beauty, Reason and Caricature, 2 vol., Princeton: Princeton University Press, 1953, p. 130-131. —Diferencias con el dibujo preparatorio. Título procedente del refrán 'Tu que no puedes, llévame a cuestas'. Comentario del Prado, en el que juega con el doble sentido de la palabra caballero. Sátira de la explotación del pueblo por las clases privilegiadas, o de los que pagaban impuestos por los políticos. Relacionada con los cinco Caprichos anteriores, de los que éste sería su consecuencia, siendo los hombres los que han de soportar la carga de los vicios y errores humanos anteriormente descritos. Visión pesimista de la degradación humana—.

E. Helman, “Goya y Moratín hijo: actitudes ante el pueblo en la ilustración española”. Revista de la Universidad de Madrid, IX, 35 (1960) 591-605. Reed. en Jovellanos y Goya, Madrid: Taurus, 1970, p. 237-271. —Dibujo preparatorio. Título: primera parte del refrán castellano “Tu que no puedes llévame a cuestas”. Comentarios del Prado y Ayala. Preocupación de los Ilustrados y de Goya por las cargas que sufrían las clases productivas, especialmente el campesinado, a manos de la nobleza y los religiosos—.

E. Helman, Trasmundo de Goya, Madrid: Revista de Occidente, 1963. Ed. corregida y aumentada en Madrid: Alianza Editorial, 1983, p. 106-107. —“Expone al espectador, sin retórica ni dialéctica, con simples embestidas de verdad, que el mundo anda al revés y que el sistema social vigente carece totalmente de sentido y de humanidad... parece manifestar que exponiendo los males sociales, protestando contra ellos, se podrá llegar por medio de la razón y el estudio a vencerlos”—.

T. Harris, Goya: Engravings and Lithographs, 2 vol.; vol. II, Catalogue Raisonné, Oxford: Bruno Cassirer, 1964, p. 114, n. 77. —Aspectos técnicos. I. Prueba de estado con aguatinta bruñida [Biblioteca Nacional, París]. II.2. Pruebas anteriores a la 1ª edición. III. Doce ediciones divididas en tres grupos: 1ª; 2ª y 3ª; 4ª a 12ª. Dibujo preparatorio y comentario del Prado—.

P. Gassier y J. Wilson-Bareau, Vie et oeuvre de Francisco de Goya, comprenant l’oeuvre complet illustré, Friburgo: Office du Livre, 1970. Ed. en inglés, The Life and Complete Work of Francisco Goya, with a Catalogue Raisonné of the Paintings, Drawings and Engravings, Nueva York: Reynal; Londres: Thames and Hudson, 1971. Reed. en Nueva York, 1981. Ed. en alemán, Frankfurt, 1971. Ed. en español, Vida y obra de Francisco Goya: reproducción de su obra completa, pinturas, dibujos y grabados, Barcelona: Juventud, 1974, n. 534.

P. Gassier, Dibujos de Goya. Estudios para grabados y pinturas, Barcelona: Noguer, 1975, n. 100. —Papel holandés y extraordinaria calidad—.

E. Lafuente Ferrari, Los Caprichos de Goya, Barcelona: Gustavo Gili, 1977. Ed. de bolsillo, Punto y línea serie gráfica, Barcelona: Gustavo Gili, 1978, p. 118. —El pueblo soporta la carga de las clases superiores e inútiles, ociosas, ignorantes y parásitas de su trabajo—.

S.A. Nilsson, “The Ass Sequence in Los Caprichos”, Konsthistorisk Tidskrift, XLVII, 1 (1978) 27-38 [33-35]. —Contenido de carácter político y revolucionario. Relación con la fábula de Esopo del hombre, el niño y el asno, como testimonia una estampa popular sueca del siglo XVIII. Tradición iconográfica: estampa italiana a la entalladura de Il Mondo alla rovescia, Milán, 1780—.

E. Lafuente Ferrari, El mundo de Goya en sus dibujos, Madrid: Urbión, 1979, p. 17-18. —Dibujo preparatorio—.

W. Hofmann, Goya. Das Zeitalter der Revolutionen. 1789-1830, Munich: Prestel Verlag; Hamburgo: Hamburger Kunsthalle, 1980, p. 108-109, n. 56.

J.M.B. López Vázquez, Los Caprichos de Goya y su interpretación, Santiago de Compostela: Universidad, 1982, p. 165. —Fuente principal: Diego Saavedra Fajardo, Idea de un Príncipe Político y Christiano, Madrid, 1724. Otras fuentes: Erasmo, L'eloge de la Folie, Amsterdam, 1745; Andrea Alciato, Emblemata, Lyon, 1548. Interpretación: "Según Saabedra Faxardo: 'Pocos negocios vence el ímpetu, algunos la fuerza, muchos el sufrimiento'. [...] En el grabado de Goya, mientras dos 'graves' personajes que no merecen la honra que se les dispensa se dedican ociosamente a loarse mutuamente, los pobres campesinos, que son precisamente los que menos capacidad poseen, han de cargar con todo, amos incluido, para que, contando solamente con su 'fuerza' y principalmente con su 'sufrimiento', los negocios alcancen un buen fin"—.

R. Alcalá Flecha, Literatura e ideología en el arte de Goya, Zaragoza: Diputación General de Aragón, 1988, p. 140-146. —Comentario del Prado. Fuentes: Feijóo, Honra y provecho de la agricultura; Torres Villarroel, Visiones y visitas; León de Arroyal, Cartas al conde de Lerena; Manuel de Aguirre, Consulta a la Real Sociedad Patriótica N.; Jovellanos, Informe sobre la ley agraria; Meléndez Valdés, Discurso sobre la mendiguez; Meléndez Valdés, Epístola poéticas; Juan Pablo Forner, Epístola I y Soneto XXIX; Tomás González de Carvajal, Contra las costumbres del tiempo; José Iglesias de la Casa, Letrillas; Miñano y Bedoya, Lamentos políticos de un pobrecito holgazán. Interpretación: “Parábola gráfica del pueblo que había de soportar el peso de las clases inútiles”—.

E.A. Sayre, “Tu que no puedes”, en Goya y el espíritu de la Ilustración, Madrid: Museo del Prado, 1988, p. 225-227, n. 49. —Comentarios de Ayala, Prado, Biblioteca Nacional y Douce. Fuentes: Fábulas de Esopo; Adam Smith, An Inquiry into the Nature and Causes of the Wealth of Nations; Gaspar Melchor de Jovellanos, Informe de la Sociedad Económica de Madrid al Real y Supremo Consejo de Castilla en el expediente de la ley agraria, Madrid, 1795. Relación con la estampa A faut esperer q'eu se jeu la finira bentot, 1789—.

C.J. Cela, Los Caprichos de Francisco de Goya, Madrid: Sílex, 1989, p. 96-97.

J.A. Tomlinson, Francisco Goya. The Tapestry Cartoons and Early Career at the Court of Madrid, Cambridge: Cambridge University Press, 1989. Ed. en español, Francisco de Goya. Los cartones para tapices y los comienzos de su carrera en la corte de Madrid, Madrid: Cátedra, 1993, p. 247, 250.

V. Bozal, “Los Caprichos: el mundo de la noche”, en Francisco de Goya grabador: instantáneas. Caprichos, Madrid: Caser, 1992, p. 35. —“Tú que no puedes (primera parte del refrán 'Tú que no puedes, llévame a cuestas') no plantea excesivos problemas de interpretación: dos hombres, que por su indumentaria podemos calificar de personas humildes, quizá labriegos, llevan a cuestas y con gran esfuerzo a dos asnos, uno de ellos con espuelas, en un paisaje desnudo y sin accidentes, en la noche. Se han buscado interpretaciones muy concretas señalando que quizá el artista critica el sistema fiscal, que recae sobre los más pobres, y así lo afirman algunos de los manuscritos. Por mi parte, me parece más prudente una interpretación general: asnos y hombres intercambian sus papeles, sobre los hombres, humildes, caen todas las cargas y los palos que venían cayendo sobre los asnos. La escena nocturna y la configuración de los personajes elimina el tono humorístico que el tópico solía poseer”—.

J. Wilson-Bareau, Goya: la década de los Caprichos. Dibujos y aguafuertes, Madrid: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1992, p. 233-236. —Grupo temático “el mundo al revés”. Dibujo preparatorio. Prueba antes de letra. Primera edición, anterior a correcciones ortográficas, Brooklyn Museum. Referencia a las interpretaciones de Helman y Sayre: “El mundo al revés que ofrece esta estampa es un antiguo símbolo de la locura humana, y es a la vez una imagen común de la opresión, en este caso de los trabajadores y campesinos que tienen que soportar el peso de una ociosa y brutal aristocracia”. Imagen prefigurada en dos dibujos del Álbum B, 92 y 93. Proceso creativo. Aspectos técnicos—.

N. Glendinning, “El arte satírico de los Caprichos; con una nueva síntesis de la historia de su estampación y divulgación”, en Caprichos de Francisco de Goya: una aproximación y tres estudios, Madrid: Calcografía Nacional, 1996, p. 40-41. —Representación del mundo al revés, tal como aparecía en el arte popular y en varias estampas revolucionarias francesas. Coincide con Sayre en la vinculación con imágenes impresas traídas de Francia que circularon ampliamente por el país, algunas de las cuales fueron encautadas en los años noventa. Aceptando la posible validez de las interpretaciones tradicionales [crítica a las contribuciones injustas y a las exenciones de los hidalgos, desidia de los grandes terratenientes al dejar sus haciendas en manos de administradores que explotaban a los aparceros, compra por los señores de los diezmos eclesiásticos], Glendinning añade la probabilidad de que Goya reflejara la política ilustrada de alentar a los propietarios de tierra al cultivo de la misma, evitando la explotación de los arrendatarios. Algunas medidas de esta política entraron en vigor en 1794—.

J. Blas, J.M. Matilla, J.M. Medrano, El libro de los Caprichos: dos siglos de interpretaciones (1799-1999): catálogo de los dibujos, pruebas de estado, láminas de cobre y estampas de la primera edición, Madrid: Museo Nacional del Prado, 1999, p. 234-237. —Catalogación y reproducción facsímil de los testimonios conservados del proceso creativo (dibujos, láminas y estampas). Reseña individualizada de la fortuna crítica de cada uno de los Caprichos durante los siglos XIX y XX—.

B. Aisenberg, “¡Atención, el artista sueña! Ideología de la Ilustración y antimonárquica en las obras de un artista de Corte: Francisco Goya (1746-1828)”, Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, LXXVIII-LXXIX (1999) 5-60 [16-19]. —“Goya realiza una inversión, ya que en lugar de crear una representación honrosa de la nobleza (como correspondería a un artista de Corte) expresa un mensaje que denuncia su falta de productividad y la carga que representa para el pueblo según una visión desde ‘abajo’, desde el punto de vista de los campesinos”. “La idea de inversión pudo ser tomada del simbolismo de los quevedos”. Fuente: estampa de André Basset, A faut esperer q’eu jeu la finira ben tot (1789)—.

V.I. Stoichita y A.M. Coderch, Goya. The Last Carnival, Londres: Reaktion Books, 1999. Ed. en español, El último carnaval: un ensayo sobre Goya, Madrid: Siruela, 2000, p. 169-207, 209-237, 285-307. —“La farmacia de Goya: 1- Caprichos, vinagres y otras sales (aguas fuertes: primera hipótesis); 2- Sueños, caprichos, mal humor (aguas fuertes: segunda hipótesis); 3- Calle del desengaño número 1, noche sin luna (aguas fuertes: tercera hipótesis)”. “El carnaval del lenguaje: 1- El desengaño de la representación; 2- Decir o no decir; 3- Mostrar o no mostrar / ver o no ver”. “Ja-ja, jo-jo, ju-ju, ji-ji: 1- Los anteojos de Goya, 2- La risa de Goya”—.

J. Blas, R. Andioc, R. Centellas, Mirar y leer. Los Caprichos de Goya, Zaragoza: Diputación Provincial; Madrid: Calcografía Nacional; Pontevedra: Museo de Pontevedra, 1999, p. [152-153]. —Explicaciones manuscritas. Comentarios de la Calcografía Nacional, Biblioteca Universitaria de Zaragoza y Museo de Pontevedra—.

V. Bozal, Francisco Goya: vida y obra, Alcobendas (Madrid): Tf, 2005, v. 1, p. 191-230. —“El mundo de la noche”, “El verano de Sanlúcar”, “Caprichos”—.

A. Schulz, Goya’s Caprichos: Aesthetics, Perception, and the Body, Cambridge: Cambridge University Press, 2005. —“Re-Viewing Los Caprichos”, “From Expression to Caricature”, “Modes of Spectatorship”, “Inverting the Enlightenment Body”, “Concepts of the Grotesque”—.

L. Cirlot, “Comentarios a los Caprichos”, en Caprichos: Francisco de Goya. Estudios, Barcelona: Planeta; Zaragoza: Universidad de Zaragoza, 2006, p. 270-273.

S. André-Deconchat, M. Assante di Panzillo y J. Wilson-Bareau, “Catalogue”, en Goya graveur, París: Nicolas Chaudun y Paris musées, 2008, p. 208, n. 59.

J. de Prada Pareja, Goya y las Pinturas Negras desde la Psicología de Jung, Madrid: Editores Asociados para la Divulgación Literaria, 2008, p. 159.

42. // Tu que no puedes.

Miguel Seguí y Riera

Tu que no puedes

1884

Aguafuerte, aguatinta y rascador

Publicación: Goya. Los agua fuertes conocidos con el nombre de Caprichos y notas biográficas del autor, Barcelona: Centro Editorial Artístico, 1884

Biblioteca Nacional, Madrid, ER/6307

Salvador Dalí

Piensa en el Angelus de Millet

1973-1977

Reproducción en heliograbado del Capricho 42 de Goya, intervención con punta seca sobre la lámina reproducida y estarcido en color

Publicación: Los Caprichos de Goya de Dalí, París: Heinz Berggruen, 1977 (Fontenay-aux-Roses: Rigal, 1973-1977). Edición de 200 ejemplares venales + 10 pruebas de artista

Biblioteca Nacional, Madrid, Invent/76725

Jake & Dinos Chapman

Like A Dog Returns To Its Vomit 42

2005

Aguada de pigmentos opacos sobre una estampa del Capricho 42 de Goya correspondiente a una edición del siglo XX

Serie: Like A Dog Returns To Its Vomit, 2005. Ejemplar único

White Cube, Londres

DIBUJO PREPARATORIO

Museo del Prado, D04235

LÁMINA

Cobre, recubrimiento electrolítico de acero, 218 x 152 mm, 530.84g

Calcografía Nacional, Madrid, 3468

OTROS EJEMPLARES EN EL MUSEO DEL PRADO

1ª ed., G00684 [donación de los herederos de Tomás Harris]

Última modificación: 10-09-2012 | Registro creado el 02-07-2012

Ficha técnica

Número de catálogo
D04235
Autor
Francisco de Goya
Título
Tu que no puedes
Fecha
1797 c.
Serie

Caprichos [dibujo], 42

Técnica
Sanguina, aguada de sanguina y aguada de tinta roja
Soporte
Papel verjurado agarbanzado
Medidas
242 x 166 mm
Procedencia
Javier Goya, Madrid, 1828; Mariano Goya, Madrid, 1854; Valentín Carderera, Madrid, c. 1861; Mariano Carderera, Madrid, 1880; Museo del Prado, 1886.
Forma ingreso

“Colección de dibujos originales de Goya, propiedad de Mariano Carderera”, adquisición por la Dirección General de Instrucción Pública, adscripción al Museo del Prado [RO 12-11-1886]. Documentación: Caja 106, Leg. 13.03, Exp. 11.

Referencias Catalográficas

Gassier-Wilson: 535

Sánchez Cantón: 98

Gassier: II 100

Impronta de la huella de la lámina, dejada por la presión del tórculo durante el proceso de calco del dibujo sobre la plancha de cobre, 218 x 153 mm.

“El dibujo preparatorio del Capricho 42 fue trazado a sanguina sobre papel del molino holandés H.C. Wend & Zoonen. La misma filigrana se encuentra en los papeles de los Sueños y en los dibujos preparatorios de los Caprichos 12, 20, 52 y 58. Estos últimos tienen en común haber sido realizados a sanguina y todos ellos muestran la impronta de la huella de la lámina, resultante de la presión del tórculo durante el proceso de calco del dibujo sobre la plancha de cobre. En tres de esos casos –Caprichos 42, 52 y 58– sobre el diseño a sanguina fue aplicada aguada de tinta roja en un momento incierto pero siempre posterior al calco. La composición del dibujo preparatorio del Capricho 42 no se modificó en el grabado; solo es apreciable una leve variación en el rostro del hombre más próximo al primer plano, que en la sanguina abre expresivamente la boca y en la estampa final la mantiene cerrada.

La estampa ocupa una posición significativa en la serie, como epílogo del grupo de asnerías, justo antes de El sueño de la razón produce monstruos y, por consiguiente, sirve de colofón a la primera parte de los Caprichos. De modo que el núcleo de las ochenta estampas lo constituyen dos de los temas más relevantes desde la perspectiva del pensamiento ilustrado: la denuncia de los estamentos improductivos y el elogio de la razón.

Por el alcance social de su mensaje, el Capricho 42 tiene una importancia considerable. Ejemplifica mejor que ninguna otra imagen los cambios que se estaban operando en el seno de la España de fines del siglo XVIII a partir del cuestionamiento, cada vez más extendido, de las desigualdades de clase consustanciales a la sociedad estamental. De ahí que las explicaciones coetáneas con mayor fortuna de esta escena se basaran en el comentario siguiente: «Los pobres y clases útiles de la sociedad, son los que llevan a cuestas a los burros, o cargan con todo el peso de las contribuciones del estado».

Integrada entre las escenas de asnerías, propone la reconstrucción satírica de la realidad por medio de un juego visual enraizado en el imaginario del mundo al revés: sobre dos hombres, doblegados por el esfuerzo, cabalgan dos asnos. La subversión del orden lógico es solo aparente, porque en el plano metafórico el trasfondo de la imagen pretende demostrar que lo representado se corresponde fielmente con la realidad, y que esos hombres soportan en efecto la pesada carga de unos seres inútiles.

Existen numerosas fuentes gráficas y literarias relacionadas con la imagen. Entre las primeras, los aguafuertes satíricos del boloñés Giuseppe María Mitelli (1634-1718), las entalladuras populares italianas de Il mondo alla rovescia publicadas en Milán en 1780 o las estampas políticas surgidas en el contexto de la Francia revolucionaria, introducidas clandestinamente en España, como la explícita escena de un labriego cargando a sus espaldas con un obispo y un duque titulada A faut esperer q’eu se jeu la finira bentot (1789) –«Es de esperar que este juego termine pronto»–. El abuso de poder y la opresión a la que se veían sometidas las clases trabajadoras por parte de los estamentos privilegiados, específicamente los campesinos, fueron asuntos abordados con frecuencia en la literatura española de la Ilustración. Su más precisa formulación fue recogida en el Informe sobre la ley agraria de Jovellanos, quien en carta dirigida a Antonio Ponz reconocía: «Establecen la opulencia de los ricos en la miseria de los pobres». Jovellanos aplaudió el poema de Meléndez Valdés El filósofo en el campo, entre cuyos versos se encontraba este lamento: «Admira su paciente sufrimiento, / […] / Bajo la inmensa carga que en sus hombros / Puso la suerte». En su Capricho 42, Goya se muestra permeable al ideario social de los ilustrados y parece asimilar la tradición satírica italiana y la iconografía revolucionaria francesa.

En la Bibliothèque nationale de France se conserva una prueba antes de letra con la leyenda «Como suben los borricos». El foco de atención fue desplazado en el título definitivo a las humilladas cabalgaduras, sirviéndose de la primera parte del dicho popular «Tú que no puedes llévame a cuestas». Refrán tradicional, ya recogido en 1549 por el comendador Hernán Núñez en sus Refranes o proverbios en romance. Su sentido es equivalente al proverbio «A la borrica arrodillada doblarle la carga», definido así en el Diccionario de autoridades (1726): «Refrán que reprehende a los que inhumanamente procuran aumentar aflicciones al que es miserable y desgraciado».

La identificación de los burros como miembros de la nobleza improductiva se justifica por el vínculo de la imagen con otras asnerías cuyo protagonista es el asno aristócrata (Caprichos 39 y 41). El dibujo 93 del Álbum de Madrid exhibe a varios jumentos con casacas y una leyenda alusiva al «respeto a su representación », lo que no deja lugar a dudas sobre el estamento al que pertenecen. Por consiguiente, el Capricho 42 contendría una referencia crítica al poder opresivo de la estéril aristocracia sobre el campesinado, sometido a excesivas cargas fiscales.”

J. Blas, “Tu que no puedes”, en J. M. Matilla, M. B. Mena Marqués (dir.), Goya: Luces y Sombras, Barcelona: Fundación "la Caixa", Barcelona: Obra Social "la Caixa"-Madrid: Museo Nacional del Prado, 2012, p. 160, n. 33

P. d’Achiardi, Les dessins de D. Francisco Goya y Lucientes au Musée du Prado à Madrid. 1ère livraison (Les Caprices), Roma: D. Anderson, 1908.

F.J. Sánchez Cantón, Guías del Museo del Prado. II. Sala de los dibujos de Goya, Madrid: Museo del Prado, 1928, n. 98.

F.J. Sánchez Cantón, Los Caprichos de Goya y sus dibujos preparatorios, Barcelona: Instituto Ametller de Arte Hispánico, 1949, p. 86-87.

Goya: gemälde, zeichnungen, graphik, tapisserien, Basilea: Kunsthalle Basel, 1953, p. 76, n. 58.

J. López-Rey, Goya’s Caprichos: Beauty, Reason and Caricature, Princeton: Princeton University Press, 1953, v. 1, p. 199, n. 42; v. 2, il. 170.

X. de Salas, Goya Drawings and Prints from The Museo del Prado and the Museo Lazaro Galdiano, Madrid, and The Rosenwald Collection, National Gallery of Art, Washington, Washington: The Smitsonian Institution, 1955, p. 14, n. 22.

E. Helman, “Goya y Moratín hijo: actitudes ante el pueblo en la ilustración española”, Revista de la Universidad de Madrid, IX, 35 (1960) 591-605. Reed. en Jovellanos y Goya, Madrid: Taurus, 1970, p. 237-271.

P. Gassier y J. Wilson-Bareau, Vie et oeuvre de Francisco de Goya, comprenant l’oeuvre complet illustré, Friburgo: Office du Livre, 1970. Ed. en español, Vida y obra de Francisco Goya: reproducción de su obra completa, pinturas, dibujos y grabados, Barcelona: Juventud, 1974, n. 535.

P. Gassier, Dibujos de Goya. Estudios para grabados y pinturas, Barcelona: Noguer, 1975, p. 137, n. 100.

E. Lafuente Ferrari, El mundo de Goya en sus dibujos, Madrid: Urbión, 1979, p. 17-18.

M. Stuffmann, Goya: Zeichnungen und Druckgraphik, Frankfurt: Stadelschen Kunstinstitut, 1981, n. L16.

J.M. Pita Andrade, J. Álvarez Lopera et al., Goya y la Constitución de 1812, Madrid: Museo Municipal, 1982, n. 10.

D. Gamaboni, Emblemes de la Liberte. L'image de la republique dans l'art du XVI au XX siècle, Berna: Staempfli, 1991.

J. Wilson-Bareau, Goya: la década de los Caprichos. Dibujos y aguafuertes, Madrid: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1992, p. 233-236, n. 139.

J. Blas, J.M. Matilla, J.M. Medrano, El libro de los Caprichos: dos siglos de interpretaciones (1799-1999): catálogo de los dibujos, pruebas de estado, láminas de cobre y estampas de la primera edición, Madrid: Museo Nacional del Prado, 1999, p. 234-237.

H. Murakami, “Tu que no puedes”, en J. M. Matilla, M. B. Mena Marqués y H. Murakami (dir.), Goya: Luces y Sombras. Obras Maestras del Museo del Prado, Tokio, The National Museum of Western Art, Tokio: The Yomiuri Shimbun, 2011, p. 148, n. 42

J. Blas, “Tu que no puedes”, en J. M. Matilla, M. B. Mena Marqués (dir.), Goya: Luces y Sombras, Barcelona: Fundación "la Caixa", Barcelona: Obra Social "la Caixa"-Madrid: Museo Nacional del Prado, 2012, p. 160, n. 33

1953. Basilea. Kunsthalle Basel. Goya. Gemälde, Zeichnungen, Graphik, Tapisserien.

1955. Washington. National Gallery of Art. Goya Drawings and Prints from The Museo del Prado and the Museo Lazaro Galdiano, Madrid, and The Rosenwald Collection, National Gallery of Art, Washington.

1955. Nueva York. The Metropolitan Museum of Art. Goya Drawings and Prints from The Museo del Prado and the Museo Lazaro Galdiano, Madrid, and The Rosenwald Collection, National Gallery of Art, Washington.

1955. San Francisco. M. H. de Young Memorial Museum. Goya Drawings and Prints from The Museo del Prado and the Museo Lazaro Galdiano, Madrid, and The Rosenwald Collection, National Gallery of Art, Washington.

1955. Los Angeles. County Museum. Goya Drawings and Prints from The Museo del Prado and the Museo Lazaro Galdiano, Madrid, and The Rosenwald Collection, National Gallery of Art, Washington.

1955. Boston. Museum of Fine Arts. Goya Drawings and Prints from The Museo del Prado and the Museo Lazaro Galdiano, Madrid, and The Rosenwald Collection, National Gallery of Art, Washington.

1981. Frankfurt a.M. Städtische Galerie im Städelschen Kunstinstitut. Goya. Zeichnungen und Druckgraphik.

1982-83. Madrid. Museo Municipal. Goya y la Constitución de 1812.

1991-92. Berna. Musée d’Histoire / Musée des Beaux Arts. Emblémes de la Liberté. L'image de la république dans l'art du XVIeme au XXeme siècle.

1992-93. Madrid. Calcografía Nacional, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Goya. La década de los Caprichos. Dibujos y aguafuertes.

1994. Madrid. Museo Nacional del Prado. Goya. El cuaderno italiano.

1994. Gijón. Palacio de Revillagigedo, Centro Cultural Cajastur. Goya. El cuaderno italiano.

2011-12. Tokio, The National Museum of Western Art. Goya: Luces y Sombras. Obras Maestras del Museo del Prado.

2012. Barcelona, Fundación La Caixa, Goya: Luces y Sombras.

Dibujo preparatorio para Caprichos, 42, Tu que no puedes

Letras “H C WEND / & / ZOONEN”, 59 x 113 mm; papel holandés fabricado a finales del siglo XVIII por H.C. Wend & Zoonen.

En el recto, ángulo inferior izquierdo, a lápiz compuesto: “42”. En el verso, margen inferior, a lápiz compuesto: “78”.

LÁMINA

Caprichos, 42

Cobre, recubrimiento electrolítico de acero, 218 x 152 mm, 530.84g

Calcografía Nacional, Madrid, 3468

PRIMERA EDICIÓN

Caprichos, 42, Museo del Prado, G02130

OTROS EJEMPLARES EN EL MUSEO DEL PRADO

Caprichos, 42, 1ª ed., G00684

Última modificación: 10-09-2012 | Registro creado el 02-07-2012

Presiona Esc para salir